hope for churches in stress

Un nuevo comienzo

November 15, 2018

Jesús dijo que la vida en el Espíritu comienza cuando nacemos “de agua y del Espíritu” (Juan 3:5-8). Aunque esta declaración parece desconcertante, la mención del nacimiento natural nos proporciona al menos una pista para comprenderlo.

 

Cuando un bebé nacer, toma aire por vez primera, llora y patalea, y sigue respirando para vivir sin “soporte vital” fuera del vientre materno.

 

Por el aliento de Dios, esto es, por el Espíritu Santo, un creyente nacido de nuevo entra por vez primera en una dimensión profunda y rica de vida (Juan 20:19-23). Cuando confiamos en Jesucristo como Salvador nuestro, el “agua” del arrepentimiento elimina de nuestra vida la carga del pecado, y el Espíritu Santo infunde en nosotros una presencia divina y un poder que nos renuevan desde nuestro interior (Tito 3:4-7).  

 

Con un aumento inmediato de poder sobrenatural, “nacemos del Espíritu”. A partir de ese momento, el Espíritu Santo:

 

  • habita en nuestro interior (Romanos 8:11)

  • nos hace sentir seguros de que Dios nos ama (Romanos 8:14-17; Gálatas 4:4-7)

  • obra en nosotros de maneras poderosas (Efesios 3:20; 1 Juan 3:9)

  • nos garantiza nuestra salvación (2 Corintios 1:22; Efesios 1:13-14)

  • fortalece nuestro ser interior (Efesios 3:16)

  • nos guía a toda verdad (Juan 16:13-15; 1 Juan 2:27)

  • nos ayuda a orar (Romanos 8:26-28)

  • nos da palabra para que hablemos sobre Jesús (Juan 15:26-27; Mateo 10:19-20)

  • nos llena de esperanza (Romanos 15:13)

  • recupera la integridad de nuestro cuerpo físico (1 Corintios 6:17-20)

  • nos transforma en “nuevas criaturas” (2 Corintios 5:17-21)

  • nos llena de alabanza (Efesios 5:18-20)

 

No necesitamos batallar para vivir una vida cristiana correcta con nuestras propias fuerzas. El Espíritu Santo vive y obra en nuestro interior y nos capacita para hacer realidad las buenas intenciones de nuestro corazón. “Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta . . . la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor” (2 Corintios 3:18).

 

Este artículo continúa la serie «Bosquejos sobre el Espíritu». Para pasar al artículo siguiente, pinche en el título «Unidos en el Espíritu». Para ir al principio de la serie, pinche en el título «Un viento».

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Setting Direction I

March 15, 2018

1/10
Please reload

Recent Posts

October 15, 2019

October 1, 2019

September 15, 2019

September 1, 2019

August 15, 2019

August 1, 2019

July 15, 2019

July 1, 2019

Please reload

Search By Tags